sábado, 4 de junio de 2016

La junta no designa a una persona para que elabore un repertorio a su gusto sino al gusto de la propia hermandad


Conversamos con Álvaro Blanes Pérez, el responsable de confeccionar el repertorio que esta tarde interpretará la Oliva de Salteras detrás de la Virgen de la Soledad.

En una cofradía de silencio no hay nadie encargado de cuestiones como la de confeccionar un repertorio, ¿cómo se ha hecho?
Como todo aquello que refleje la imagen de la hermandad en la calle: la responsable es la junta de gobierno, que en este caso me ha designado a mí para elaborar el repertorio que se interpretará el 4 de junio.

¿Qué criterio se ha seguido para confeccionarlo?
 La junta de gobierno ha querido que se elabore un repertorio especial para esta salida, teniendo en cuenta la idiosincrasia de la hermandad, pero entendiendo que se trata de una ocasión extraordinaria donde tienen cabida marchas que no la tendrían un Viernes Santo. Además es una buena oportunidad para que se interpreten marchas nunca interpretadas en Almería, aprovechando el extenso repertorio de la Oliva. La Oliva de Salteras tiene un repertorio extenso y variado, uno de los motivos por los que decidimos contar con esta banda.

¿Se pueden conocer algunas de estas marchas?
Sonará Soledad, la marcha del maestro José Berenguel dedicada a la Virgen de la Soledad y que la banda ha montado especialmente para el 4 de junio. Otra marcha que se interpretará será La Soledad de Pedro Morales, que también la ha montado la banda especialmente para el día.

¿Cómo definirías el repertorio?
Va a ser un recorrido muy corto, pero muy intenso. Y el repertorio diferente y bonito. A lo mejor hay gente que se lo espera de otra manera, pero yo creo que es el repertorio que le pega a la Virgen y a la hermandad en la calle sabiendo que es una salida extraordinaria y que es un día de alegría y de gozo.

¿Qué marcha te vas a quedar con las ganas de que suene? 
Nuestra Señora de la Palma de Manuel López Farfán. Me parece una marcha bellísima, llena de expresividad y muy apropiada para ese día. La banda no la lleva en su repertorio habitual y, aunque van a interpretar marchas fuera de su repertorio montadas especialmente para el 4 de junio, ésta no es una de ellas. Es la única espinita en un repertorio que a título personal me apasiona.

¿Qué ha determinado la inclusión de unas marchas y el descarte de otras?
Entiendo que, como encargado de confeccionar un repertorio, no se debe seguir un criterio únicamente personal, ya que una junta de gobierno no designa a una persona para que elabore un repertorio a su gusto personal sino para que elabore un repertorio al gusto de la propia hermandad. Lógicamente ambos criterios deben estar en consonancia para que ambas partes queden satisfechas con la selección de marchas.

¿Por qué la Oliva?
Era un deseo de la hermandad que en la salida extraordinaria con que se van a conmemorar los 75 años de la hechura de la actual imagen acompañara a la Virgen de la Soledad una banda de música de primer nivel. Además, la disposición de la Oliva de Salteras desde el primer momento que hemos tratado con ellos ha sido estupenda, tanto en flexibilidad de horarios como en repertorio a interpretar.

¿Y cómo está siendo la relación con la banda?
Inmejorable. Desde el principio el trato ha sido estupendo, y durante estos meses hemos mantenido bastante contacto, ellos escuchando nuestras ideas y nosotros atendiendo a sus sugerencias. Por su parte nos han dado recomendaciones en cuanto al tono que debe seguir el repertorio y por ahora han dicho sí a nuestras propuestas. Y espero que el 4 de junio se pueda disfrutar de las novedades que tenemos previstas.

¿Qué autores/estilos consideras que casan mejor con la Soledad?
Desde luego a la Soledad, por su idiosincrasia como hermandad y como advocación, es fácil atribuirle marchas de corte clásico y autores como los Font, Gámez, Morales o Farfán, pero el 4 de junio se interpretarán marchas de todo tipo. Por supuesto clásicas, pero también marchas que no se interpretarían un Viernes Santo. Creo que es un buen momento para ver a la Soledad acompañada por un tipo de marchas que probablemente no se vuelvan a interpretar tras Ella.

¿No se ha planteado la hermandad ningún estreno musical para la ocasión?
Sí se lo ha planteado, de hecho la hermandad ha contactado con varios compositores, pero por problemas de tiempo no ha podido llevarse a cabo. El 4 de junio hubiera sido la ocasión perfecta para estrenar una marcha dedicada a la Virgen, pero los actos del 75 aniversario continuarán durante todo el año.

Muchas veces las cofradías tienden a hacer guiños a las hermandades con las que se encuentran en su recorrido en forma de marcha alusiva o dedicada, pero estos detalles casi siempre pasan muy desapercibidos para la gran mayoría de personas que presencian el paso del cortejo. ¿Te preocupa como responsable de confeccionar el repertorio que no sean entendidos esos posibles guiños?
Entiendo que esos guiños, como dices, se hacen con la mejor intención. Y es frecuente que la hermandad que lo reciba lo aprecie, ya que en muchos casos se está esperando escuchar qué marcha suena en ese sitio. Pero también considero que no debe condicionarse un repertorio a estas cosas. El 4 de junio tendremos un recorrido de unas escasas cuatro horas. Entiendo que si una marcha está incluida en el repertorio, pueda ser tocada en un determinado sitio como ‘guiño’ a una hermandad, pero no entiendo llenar el repertorio de marchas para tocar en tal o cual sitio sólo por el nombre o la dedicatoria que tienen, ignorando si la marcha es buena o no.

Sabemos cómo es la Oliva en el aspecto musical, ¿pero cómo es en el humano?
Me ha sorprendido mucho la atención que han prestado a tantas cosas... Desde la primera vez que contactamos telefónicamente, han demostrado una atención... Preguntando infinidad de cosas, del recorrido, de la idiosincrasia de la hermandad, etc. Han tratado a la hermandad un trato muy cercano. Y las veces que hemos ido a la academia musical que tienen nos han tratado con mucho cariño. Desde el principio han hecho esto facilísimo.

No te voy a esconder el miedo que hay muchas veces a bandas por las que pagas el nombre, pero el producto que te ofrecen luego no está a la altura...
Ni yo a ellos (risas). Yo les he manifestado un poco el recelo hacia las bandas de primer orden que vienen de fuera; que si tocan poco, que si viene con niños... Y la hermandad se lo dijo claramente. La primera conversación que tuvimos antes de firmar el contrato fue esa.   Se habló y ellos nos dijeron: nuestros precios son innegociables, pero porque nosotros damos un nivel. Tú no estás contratando a una pseudo Oliva sino que llevas a La Oliva.

La Oliva ha acompañado a otras imágenes en Almería como la Merced (1998) o la Virgen del Mar (2002), ¿habéis hablado de esto?
Sí (risas) y recordaban la anécdota de cuando los pusieron delante de los ciriales en la Virgen del Mar. Y luego tenían que ir alternando marchas con la Municipal, que era la que iba detrás de la Virgen.

Hay hermanos que reclaman la vuelta de la música a la Soledad. ¿Preocupa en la junta que esta salida pueda terminar de convencer a muchos hermanos más?
Motivo de preocupación desde luego que no. El acompañamiento musical ha variado a lo largo de la historia de nuestra hermandad. De hecho la Soledad ha ido acompañada por banda de música de plantilla completa durante muchos años, por capilla musical y, actualmente y desde hace años, en silencio. Desde luego es una decisión tomada con serenidad que no va a cambiar por el hecho de llevar acompañamiento musical puntualmente en una salida que, como su propio nombre indica, la hermandad pretende que sea extraordinaria.