martes, 28 de julio de 2009

¿Cómo crees que debe ser la cruceta musical?

Lleva cumpliéndonse con mayor o menor acierto y con más o menos rigor unos cuantos años pero de un tiempo a esta parte parece imprescindible en cada vez más cofradías. La Cena, el Amor o el Consuelo son pasos cuya relación con la banda queda reflejada en estas escuetas tarjetas en las que se recoge qué y dónde tocar y a las que las Glorias no se han abstraído: en el Zapillo, en San Sebastián, en la Patrona... Si se tiene delante la cruceta musical se sabe lo que va a sonar, lo que está sonando o lo que sonó en la otra esquina. Y en esta ocasión son las protagonistas, además, de la pregunta de El Cabildo: ¿cómo crees que debe ser la cruceta musical? Hay cofradías que especifican la marcha y el lugar, otras que indican sólo las marchas y se improvisa el sitio y otras que ni la llevan. ¿Tú qué crees que es mejor?
Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de El orden del día.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de tema.

4 comentarios:

  1. En la mayoría de los casos es excesiva y poco consecuente con que son personas las que soplan.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  2. La cruceta o repertorio musical ha de cumplir unas serie de condiciones (imprescindibles, diría yo).
    Así, como punto principal, la misma ha de ser adecuada al carácter de la cofradía y ha de estar formada por marchas de calidad (sean populares o no). Por otra parte, el número de marchas ha de ser el adecuado, es decir, ni que la banda sea un cassette tocando sin parar ni que la misma toque tan espaciadamente que uno casi no llegue a acordarse de que no sólo han venido los tambores (o la caja).
    Y en cuanto a predefinir las marchas para cada sitio o ir improvisando el orden de las mismas, creo que ambos métodos son válidos si se ejecutan bien. Elegir las marchas para sitios concretos no ha de llevar al encorsetamiento, por lo que se ha de poder reaccionar ante cualquier imprevisto. Por su parte, la improvisación permite acomodar las marchas al ambiente, las circunstancias y otras variables. Eso sí, creo que ambos casos ha de contarse con la opinión del director de la banda, que a buen seguro sabrá asesorar sobre si una marcha es conveniente o no para un momento determinado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Son un tormento como dice kiski poco consecuentes con las personas que soplamos, que nos pensamos que quien paga tiene todos los derechos y quien cobra todas las obligaciones y no es asi

    ResponderEliminar
  4. Los repertorios los tienen que poner las cofradias y las bandas los tienen que aceptar que para eso cobran

    ResponderEliminar