miércoles, 4 de marzo de 2009

Juntas de gobierno ¿cuántos, por qué y para qué?

¿Qué te parece el número de oficiales de las juntas de gobierno? ¿Ves apropiados todos los cargos? ¿Cuáles consideras indispensables y cuáles prescindibles? Esta semana queremos saber lo que opinas de las juntas de gobierno.

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de El orden del día, ni de Canal Sur radio ni de la dirección del programa PASIÓN.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de tema.
Fotografía: deMiguel

10 comentarios:

  1. Es un tema que me interesa bastante, por que estamos acostumbrados a ver Juntas de Gobierno con 18 personas y me parece una barbaridad, pues siempre hay cargos que engordan la lista como "diputado de costaleros" albacea II" y " el niño de los recados", me parece una soberana tontería, pues hay que contar con la gente que sepas que te va a responder y que no tendrás que delegar en otra para sacarte las castañas del fuego, no me meto en el número de los que conformen una Junta de Gobierno, pero si en la calidad y en el compromiso de los mismos.

    Un abrazo artistas

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con montesinaí en lo de que no se trata tanto del número sino de la calidad que aporten los miembros de la junta.

    Juntas de 18 y mas, en los que 4 cargan con responsabilidades y los otros tantos simplemente están.

    Respecto a la disposición de cargos creo que hay muchos que faltan, muchos que sobran y tantísimos que no se ejercen.

    Me sorprende que a día de hoy, por ejemplo, siga habiendo Juntas de Gobierno que no cuenten con un fiscal, pero no le falta un archivero. ¿Un archivero, para hermandades que aun no han cumplido el cuarto del siglo?

    Creo que es un tema mas que interesante y del que desde luego se podría estar hablando largo y tendido.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Las Juntas de Gobierno en las Hermandades tienen (deben tener) una función unánime: es la de gobernar con solvencia y eficiencia la Corporación. El número de
    puestos en la Junta de una
    hermandad está claro que depende de varios factores:

    - El primero y más importante: Todas las hermandades no son iguales. Hay hermandades con un censo de hermanos mucho mayor que otras, y con un nivel de actividad a lo largo del año que hace necesario que el Gobierno de la Hermandad este completo en todas sus parcelas. “Todos” los puestos son necesarios si se realizan de la forma adecuada, y se le dedica el tiempo y relevancia que tienen.

    - Los cargos de la Junta los deben componer personas con cierta experiencia y contratada eficacia. Con una labor trabajosa y constante durante todo el año.

    - Hay cargos como el diputado de Formación y Cultos que podrían ejercer otros, como el Prioste o Mayordomos.

    - También depende de la dedicación y la manera de ejercer dichos cargos por las personas que son responsables de los mismos.

    - Los cargos más importantes y que no tienen sustitución alguna son: Hermano Mayor, Mayordomo, Prioste y Secretario. Estos cargos forman la estructura más importante a nivel jerárquica de una Hermandad, pero no hay que olvidar que la humildad y el acercamiento a los hermanos es imprescindible para dignificarlos.

    - El pelotillero. Este espécimen de la Semana Santa está muy extendido, y con su cansina y cargada forma de actuar, asciende jerárquicamente en el seno de la Hermandad adquiriendo puestos no necesarios en muchos casos, y en otros ejerce inútilmente su cometido por la escasa preparación del mismo

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Desde luego como dicen arriba, muchos cargos sobran, llamese diputado de costaleros, de formación, Albacea, Camarera Mayor y camareras rasas....
    Aunque muchas veces cargos así e incluso más chorras son inventados por los propios hermanos mayores y demás mandatarios, por tal de obtener votos de cara a una votación, o a un cabildo...cuando tiene que ser un coñazo(con perdón) una reunión con tanta persona...y
    Pero todo esto además es aceptado por esta gente, solo por el simple hecho de poder decir:"Es que yo soy diputada de costura de la hermandad de...", cosa que además les lleva al regenteo, y la posesión de una vara casi en propiedad...

    A los indispensables de coborio añado tesorero y Diputado mayor de gobierno.

    ResponderEliminar
  5. En la línea de lo dicho hasta ahora, ciertamente son muchas las ocasiones en que sobran más de un miembro de junta y más de dos.
    Entiendo que, a priori, un número elevado de miembros no tiene por qué ser negativo; de hecho, quizás la hermandad en cuestión así lo requiera por tener un gran número de hermanos y, por ello, muchas cuestiones que abarcar. Pero creo que es más positivo reducir cargos y eliminar a los "5º prioste", "consiliario 8º" y demás siempre que sea posible. Un número excesivo de miembros puede llevar a que haya gente que esté de relleno y realmente no se bata el cobre por la hermandad, además de que siempre es mayor el riesgo de disidencias y desencuentros en el seno de la propia junta.
    En conclusión, mejor pocos y buenos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Matizar lo de Javi M.M. en lo de que quizas muchas hermandades tengan grandes juntas de gobierno por tener un gran número de hermanos. Yo creo que mas bien es porque copmo en las cofradias solo trabajan los de la junta por lo que a cuantos mas en la junta, mas a trabajar.

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué consideramos un gran numero de hermanos? Y quizá yendo un paso mas allá. ¿qué trabajo generan nuestras hermandades para esas cantidades, a mi entender, elevadas de miembros de una junta?

    Creo que tenemos que ser mas realistas, y nuestras hermandades; hoy en día, son hermandades medianas (en cuanto a numero de integrantes, que quede claro) y el trabajo que puede generar, si esta bien hecho y con eficacia y eficiencia, cada oficialia puede desempeñar el suyo sin tener que crear 2º; 3º y adjuntos a un cargo.

    Una vez mas, y en lo que creo que coincidimos, es en calidad en lugar de la cantidad

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Creo que hay un numero excesivo.
    Muchas veces se nombra gente por el mero hecho de darle un "carguillo" a alguien.
    La misión de la Junta de Gobierno es la de Gobernar, dirigir y administrar.
    Por ello, Hermano Mayor, Tte de Hermano Mayor, Tesorero o Mayordomo, Secretario, Priostes y Cultos, son mas que imprescindibles. Todo lo demás, sobra.
    Hay muchos cargos, puestos o responsabilidades que se pueden llevar perfectamente sin necesidad alguna de pertenecer a la Junta de Gobierno.

    ResponderEliminar
  9. Ma parece muy acertado el comentario anterior,en el cual se hace referencia a los Cultos de las hermandades, dado que en muchas ocasiones se olvidan las hermandades de su principal función, quedando relegada al los cultos inexorables por las reglas.

    El Cargo de Cultos deberia de ser tambien el encargado de caridad, dentro de la hermandad. Otro aspecto que se tiene bastante abandonado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Todas las Hermandades son iguales. Todos los miembros de las Juntas de Gobierno son iguales (casi todos) La mayoría no hace nada, la mayoria no sabe ni siquiera porque están allí y para que están. No hay preparación de ningún tipo en la mayor parte de las Hermandades; ni religiosa, ni profesional, ni educacional...son un cachondeo, una fiesta de envidias, mamoneos y actuaciones lamentables de muchos que dicen ser cristianos....y no lo parecen.

    ResponderEliminar