domingo, 18 de noviembre de 2007

Titulares de la Borriquita

Nuestro Padre Jesús de la Victoria en su entrada Triunfal en Jerusalén
Autor: Miguel Bejarano Moreno, en 1996.
Material: Madera policromada.
Altura: 150 cm.
Pasaje Evangélico: "Habiendo Jesús encontrado un pollino, monto sobre él, según estaba escrito: "No temas, hija de Sión, he aquí que viene tu rey montado sobre un pollino de asna." (Jn. 12, 14-15).
Análisis artístico: Representa la Entrada Mesiánica de Cristo en Jerusalén, a lomos de un asno. Jesús mantiene la cabeza en posición frontal y dirige la mirada hacia el frente. El autor, como es habitual en esta iconografía, ofrece una interpretación preciosista del Varón, de dulces facciones y afable gesto ante la clamorosa bienvenida. Los ojos y las pestañas se hallan pintados en la madera. La nariz es de tipo hebraico. La boca, entreabierta, permite ver la lengua y la dentadura talladas. La mano izquierda sujeta las riendas del jumento mientras la derecha se muestra extendida, disponiéndose a dar su bendición al pueblo. La imagen aparece revestida con túnica de terciopelo blanco y mantolín de terciopelo rojo, con bordados en oro, y orlada con potencias de plata dorada.
Observaciones: Esta imagen vino a sustituir una de Julián Cristóbal (1956) que recibe culto en San Sebastián. Anteriormente, ésta hizo lo propio con una de Francisco Gálvez Ferrer(1929).



Nuestra Señora de la Paz
Autor: Anónimo, del siglo XVIII
Material: Madera policromada.
Análisis artístico: Estilísticamente pertenece a la escuela granadina de principios del XIX o finales del XVIII. Sus rasgos la presentan como una Dolorosa de facciones serenas, de llanto contenido pero no trágico, muy dulce, propio del dieciochismo y de las corrientes del academicismo de la época. Pequeña estatura, propio de una imagen realizada para el culto privado y de una época en la que la demanda de imágenes devocionales para los oratorios privados estaba a la orden del día. Lo más destacado era su perfil y la vista desde una posición elevada con respecto a la imagen, lo que hace pensar que pudiera acompañar a un Crucificado originariamente.
Restauraciones: Espinosa Alfambra (19849 y Luis González Rey (2005).

Fuente: LaHornacina.com
Fotografías: Guillermo Méndez

No hay comentarios:

Publicar un comentario