domingo, 18 de noviembre de 2007

Cristo de la Caridad

Humilde Hermandad de San Francisco de Asís y Cofradía de nazarenos del Santísimo Cristo de la Caridad en su Traslado al Sepulcro, María Santísima de las Penas y Santa Marta

Fundación: El 23 de septiembre de 1995, bendiciendo la imagen del Cristo en 1999. En 2001 sale por vez primera la Cofradía estableciendo como punto de destino y estación la Catedral en 2003. Este es el segundo año que verificará su salida desde la parroquia de San Agustín.
Imágenes: El Cristo es obra de Juan Manuel Miñarro López (1998) al igual que las imágenes que lo acompañan: San Juan, José de Arimatea y Nicodemo (1999-2004) así como la Magdalena que aparece a los pies del Cristo (2005). El pasado mes de octubre (2007) fueron bendecidas las imágenes de María Stma. de las Penas y Santa Marta que ya se encuentran terminadas en el taller del imaginero.
Hermano Mayor: Juan Francisco Soler Sánchez
Hermanos: 160
Túnica: negra, de cola, recogida al brazo con cinturón de esparto y sandalias franciscanas.
Paso: Los antiguos respiraderos del misterio de la Oración en el Huerto, de la Hermandad del Silencio, de Villarreal (1987) han servido para dar forma al canasto de este paso, completado con moldurones y maniguetas de madera barnizada. Los faldones, de damasco negro, son del taller de la Hermandad.
Observaciones: Cofradía digna de ver desde la Cruz de guía hasta el último penitente; exquisito cortejo. Repárese en el Libro de Reglas, verdadera joya hecha a mano. Durante la Estación va cerrado pero en los cultos, sobre la Mesa de Reglas son dignas de ver las vitelas con los titulares. Y otro detalle: la sábana que sirve para trasladar el cuerpo del Señor, a la altura por la que la ase Nicodemo, lleva bordados los escudos de la Hermandad y el de la sevillana de Santa Marta, madrina y donante de la misma. La perfección de la talla, por otra parte, es tal, que hasta en las muñecas es posible percibir las huellas y efectos de las cuerdas con las que debieron atar a Jesús al patibulum antes de horadar sus muñecas. Otro detalle, aunque no se percibirá, es el escudo de la Hermandad que cada hermano llevará bajo el antifaz, sobre el pecho, lo más cerca posible del corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario