lunes, 10 de septiembre de 2007

Nueva Cruz para la Buena Muerte

Del taller de Francisco Verdugo situado en un viejo corralón de Sevilla regresó este fin de semana la imagen del Crucificado de la Buena Muerte al que le ha sido sustituida la Cruz que realizara José Lucena tras la restauración a la que sometió a la imagen en diciembre de 1995.

La actual Cruz presenta mayor dimensión que la antigua midiendo el stipes 3´70 mts., mientras que el patibulum 1´80 mts. Ha sido realizada en madera de cedro, con ebanistería de Paco Bailac y talla, como decimos, de Francisco Verdugo. Con esta intervención se han restaurado además los anclajes de la imagen con la cruz que ayer fue repuesta al culto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario